coronavirus

¿Cómo protegernos?

En cada estornudo de una persona enferma se esparcen cientos de miles de gotas de flügge, portadoras de millones de coronavirus. Hundreds of thousands of flügge droplets, carrying millions of coronaviruses, are scattered on each sneeze of a sick person.

How can we protect ourselves?

Vacunas

Gracias a mucha investigación previa con otros virus de este mismo tipo (coronavirus), fue posible para los científicos encontrar, relativamente rápido, opciones de vacunas que funcionan en evitar el contagio hasta aproximadamente en un 90% de las veces, y en los casos que no se evita la infección hace que los síntomas sean desde ninguno hasta leves.

Los resultados de una investigación que terminó el 25 de diciembre de 2021 en 250 hospitales de 14 Estados de los Estados Unidos mostró que las personas no vacunadas tienen 49 veces más probabilidad de contraer el virus y ser internadas en un hospital debido a los síntomas severos.

Muchos piensan que debido a que mas del 80% de las veces las personas no requieren ir al hospital y que solo el 2% muere, no hay mayor cosa de que preocuparse. Nada más lejos de la verdad.

Las personas que van de emergencia al hospital a menudo sufren otras infecciones debido a bacterias y hongos, aumentan su riesgo de inflamación pulmonar, fallo renal y problemas cardiacos.

Las secuelas además quedan por años.

Cortesía de Eltiempo.com

El estudio también mostró que los mayores de 65 años no vacunados tienen 9 veces más riesgo de sufrir estas secuelas que los vacunados, y que los jóvenes tienen 12 veces más riesgo de ser hospitalizados en comparación con los vacunados.

También se encontró que el riesgo de morir entre los no vacunados es 68 veces mayor que el de los vacunados.

En el Reino Unido, durante el 2021 se encontró al observar más de 760,000 pacientes, que a pesar que la variante ómicron, debido a su mutación, hace que luego de 10 semanas la efectividad de las vacunas y su refuerzo bajen del 90 al 85%, el estar vacunado siempre reduce el riesgo de enfermar gravemente o morir en más de 60 veces. Es decir, por cada vacunado que de todas maneras muere a pesar de seguir el tratamiento preventivo, 60 mueren por no haberlo seguido.